viernes, 4 de noviembre de 2011

10. Los icnofósiles.


En ocasiones las rocas pueden contener estructuras que corresponden a diversas actividades vitales de los organismo; de su estudio se encarga la paleoicnología.
Los icnofóciles más conocidos son los que corresponden a rastros del desplazamiento de diversos animales sobre sedimentos blandos; si el material es cubierto pronto por un material de distinta naturaleza, la transformación del sedimento en roca permite la conservación de la pista. Se han hallado huellas de diversos dinosaurios que han permitido formular conjeturas sobre su tamaño, peso, características de su desplazamiento, etc.; tampoco son raras las pisadas de aves y de otros vertebrados. Los rastros del desplazamiento de invertebrados son más frecuentes, y entre ellos cabe destacar las cruzianas producidas por la marcha de trilobites sobre un fondo marino fangoso; presentan un trazado doble serpenteante.
Los borrows son huellas dejadas por animales que perforaban el sedimento para alimentarse buscando la comida en el depósito, o excavando galerías como morada; aparecen como una diferencia en la roca sedimentaria, muchas veces apreciables por el color, y su longitud y forma son variables, en función del organismo que produjo las galerías. Generalmente es difícil averiguar a qué organismo corresponde la pista.
 
información extraidade OCEANO enciclopedia 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario