viernes, 4 de noviembre de 2011

7. Conservación en turba

 Las turberas son lugares pantanosos, principalmente frecuentes en las regiones frías, en as que crecen musgos. El metabolismo de las plantas de la turbera hace el agua demasiado acida para que puedan vivir las bacterias de la putrefacción y, en consecuencia, en el fondo se acumulan considerables espesores de musgos. Diversos animales como alces gigantes, e incluso cadáveres de seres humanos, se han hallado en las turberas de Irlanda, Dinamarca y otros lugares.

Una turbera es un tipo de humedal ácido en el cual se ha acumulado materia orgánica en forma de turba. Las turberas son cuencas lacustres generalmente de origen glaciar que actualmente están repletas de material vegetal más o menos descompuesto y que conocemos como turba de agua dulce.
Las turberas se originan cuando el material orgánico depositado excede al descompuesto en una laguna o pantano. De esta manera la laguna o pantano puede terminar por rellenarse de material orgánico y partes considerables de la turbera pierden contacto con el agua de las vertientes y el agua subterránea por lo que pasan a abastecerse principalmente de agua de lluvia, lo que equivale a un régimen ombrotrófico para el ecosistema. Cuando esto ocurre especies como los musgos del género Sphagnum que sobreviven en aguas de pocos nutrientes se ven favorecidas. La acumulación de turba depende de los siguientes factores, productividad, acidez, especies que habitan el lugar y decaimiento aeróbico anaeróbico



información extraidade OCEANO enciclopedia 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario